Beneficios de escribir

La escritura ha figurado como un gran avance para el ser humano, de hecho, marca un antes y un después en la cronología de la evolución. Sin embargo, debido al avance tecnológico los dispositivos electrónicos son el principal motivo de que la escritura a mano sea cada vez menos frecuente, pues el teclado ha sustituido al bolígrafo. Pero esto no tiene que ser así, y menos considerando estos beneficios que trae consigo el escribir a mano.

¿Cuántas veces has tomado una pluma y te quedas en blanco? Lo cierto es que escribir a mano, además de ser más personal, también es más beneficioso que escribir con un teclado. Y hay investigaciones que lo demuestran.

Mejora el aprendizaje

La manera más eficaz para retener información o estudiar es escribir tus notas a mano. Cuando escribimos utilizamos nuestra mano, sujetamos el instrumento con el que escribimos y pensamos en las letras que plasmamos.

Este proceso estimula una parte del cerebro denominada Sistema de Activación Reticular. Este sistema actúa como un filtro para lo que el cerebro necesita procesar, dando más importancia a las cosas en las que estamos activamente concentrándonos. Por ejemplo, el acto de escribir es algo que pone esto en un primer plano.

Evita distracciones

Resulta obvio que las nuevas tecnologías nos permiten ser “multitarea”. Al mismo tiempo que escribimos podemos estar oyendo música, estar pendientes de un chat o de las redes sociales. Sabemos estar centrados en una cosa sin olvidar prestarle atención a otras.

Cuando escribimos a mano esto no sucede, necesitamos toda nuestra concentración en el acto de escribir. De hecho, es casi un requisito. Ya hay muchas funciones activas (pensar lo que vamos a escribir, sujetar el instrumento, visualizar, escribir) para estar pendientes de muchas otras.

Escribir a mano mantiene el cerebro activo

Escribir a mano nos beneficia en nuestro proceso de envejecimiento. Es un entrenamiento. ¿Por qué? Porque involucra tus habilidades motoras, memoria… Además, es un buen ejercicio mental para quienes quieran mantener una mente aguda a medida que envejecen.

Al ser una excelente gimnasia para nuestro cerebro ejercitamos nuestras capacidades visuales, motoras y mentales. Con esto, podemos lograr que nuestra inteligencia se vea potenciada. En definitiva, escribir a mano puede hacernos más listos.

¿Qué perdemos si dejamos de escribir a mano?

Para empezar, si dejamos a un lado la escritura manual perderemos la habilidad de una escritura legible. Eso que tanto nos exigen en la educación sobre trabajos y exámenes con una escritura pulcra y limpia.

Podemos pensar que si todo avanza y empezamos a hacer todo con la tecnología no hará falta. Sí que la hará. Por mucho que avancemos en ese aspecto, siempre habrá momentos en que tendremos que utilizar el otro sistema de escritura, el manual. Y es aquí donde notaremos nuestras carencias.

Además, escribir a mano refleja nuestra personalidad. Existe el estudio de la grafología, que permite descubrir nuestra personalidad y carácter incluso cómo nos sentimos, pues no siempre escribimos igual.

Si no se desarrolla la escritura tardaremos más en aprender a leer. ¿Por qué sucede esto? Cuando escribimos a mano desarrollamos una mayor capacidad para generar ideas nuevas y retener información. Al no escribir manualmente, perdemos esta capacidad de desarrollo y, consecuentemente, nuestro proceso de aprendizaje lector se verá retrasado.

de utilizarse como solución a un problema. Por ejemplo, las personas que tienen dificultades para dar forma a las letras o aquellas que sufren de dislexia. Sobre todo para la dislexia es muy importante, porque aunque en la escritura resulte un poco indiferente bien es cierto que la lectura es algo muy importante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *